Etiquetas

El cuerpo lleno de palomas

la piel de plumas

la lengua de sal, mucha sal

las patas con uñas peladas

el vientre, inflado de calmantes naturales a su ansiedad.

su cabecita es una tierna yema de desequilibrio y pelo a ras.

un cachito de lengua se fue por el desagüe del buche cuando masticaba.

no le duele, prefiere non empastarse el trozo postizo.

al asomarse fuera del nido una cotorra la tomó por un palomo. La picoteó hasta echarla.

en la caída se desgarró los dedos.

el vientre depilado al tronco

la yema desparramada sobre las plumas

seguía conservando la lengua a trozos sobre un pico tronchado

su vida, estrellada, de plumas en tierra

así fue como tuvo difícil levantar su ánima en esta parte de la historia.

Y todo, por parecer un palomo.

Anuncios