Etiquetas

,

No era nadie. Hasta entonces no vio que le amaba porque no era nadie.

Creo que amo tu personaje. Y lo amo con el corazón tanto como a veces lo odio.

Amo el vacío que es, y el lleno que eres

el tono lánguido y espinoso, el alarido de ave herida e irredenta, el látigo del ególatra empedernido

tu boca de tierno y sensible enamorado, tu pálpito inquieto y caótico

lo que me ha enseñado y me enseña, amo su todo.

Lo amo. Amo un vacío y un lleno, un absoluto y un nada.

Un sincero no te amo, un honesto eres mi Reina bañado en calma.

Hasta ahora no vio manifiesto que le ama porque no es nadie.

Anuncios